domingo, 23 de enero de 2011

Desbridamiento

   La presencia en el lecho de la herida de tejido necrótico como una escara negra de carácter seco o húmedo, actúa como medio ideal para la proliferación bacteriana e impide el proceso de curación.   
 
Figura 1: Úlcera con placa necrótica.

Es por eso que se utilizan distintas técnicas de desbridamiento que extirpan quirúrgica, química, mecánica o autolíticamente esas escaras necróticas.

Tipos de desbridamiento:

-Desbridamiento cortante o quirúrgico: La forma más rápida de eliminar escaras secas adheridas a los planos más profundos o tejido necrótico húmedo. Deberá realizarse por planos y en diferentes sesiones procurando lograr tempranamente la eliminación de las placas necróticas.

Figura 2: Desbridamiento Quirúrgico.

   El cortante es aquel realizado por los enfermeros a pie de cama. Debe de realizarse en varias sesiones y por planos, retirando el tejido no viable de forma progresiva. Ha de hacerse con material e instrumental esteril ya que se deben de extremar las medidas de asepsia. Como norma general se comienza con la zona mas blanda hasta liberar uno de los bordes para seguir pausadamente hasta que aparezca tejido viable.
   La hemorragia puede ser una complicación frecuente que podremos controlar generalmente mediante compresión directa.

 -Desbridamiento mecánico: Los métodos de desbridamiento mecánico incluyen los apósitos húmedos a secos, la terapia con hidromasaje y la irrigación de la herida (lavados en bolo).
   Los procedimientos con apósitos húmedos a secos implican la aplicación de un apósito de gasa húmedo en la herida y su posterior retirada cuando está seco, eliminando tejido necrótico, pero por desgracia, también tejido de granulación de nueva formación.
   La hidroterapia o el desbridamiento con hidromasaje implica colocar al paciente en una bañera de hidromasaje dejando actuar los chorros de agua con el fin de conseguir que los restos de tejido necrótico se desprendan.
   El desbridamiento con la irrigación de la herida (lavados en bolo)se realiza mediante el uso de material específico que combina la irrigación de la solución y su aspiración.

- Desbridamiento enzimático: Para emplear este tipo de desbridamiento se necesitará una prescripción de los productos que se van a utilizar. Aplicados a las heridas, estos productos tópicos ­disponibles en forma de aceites enzimáticos- disuelven el tejido necrótico. Se considera que el desbridamiento enzimático es seguro, efectivo y fácil de usar. Es una opción ideal para aquellos pacientes que no pueden someterse a cirugía o que son atendidos en el domicilio, sin embargo,  no es apropiada en los casos en que se precisa una eliminación inmediata del tejido necrótico.

Figura 3  : Desbridamiento enzimático. La sustancia amarilla de esta herida es un tendón. No debe aplicarse un producto desbridante enzimático no selectivo (en la foto, verde) en el tendón expuesto.

- Desbridamiento autolítico: En este desbridamiento se utilizan las enzimas endógenas orgánicas para eliminar lentamente el tejido necrótico de una herida. En la herida, las células fagocíticasy las enzimas, reblandecen el tejido necrótico, que a continuación es digerido por los macrófagos. Este método de desbridamiento selectivo está contraindicado en heridas infectadas.

1 comentario: